mochilaAdemás de vestirnos de forma correcta y llevar el material de seguridad necesario, deberemos  utilizar una mochila adecuada, que sea cómoda (ya que vamos a pasar más de 10 horas con ella en nuestra espalda –horarios-) y que nos permita llevar todo lo necesario para ascender al Aneto.

Una mochila de entre 35 y 45 litros será suficiente para este tipo de actividades de un día (o dos, pero con pernocta en refugio guardado).

¿Qué llevo en mi mochila al Aneto?

  • Ropa de abrigo: los cambios meteorológicos pueden ser bruscos e incluso en verano, al amanecer hace frío: ropa térmica -varias capas-, chubasquero/cortavientos, gorro y guantesvestirse-.
  • Piolet y crampones: para llegar a la cumbre deberemos pisar el glaciar del Aneto: piolet y crampones son necesarios para progresar con seguridad y autodetener una posible caída.
  • Agua y comida: subir al Aneto implica más de 10 horas de actividad física intensa y nuestro cuerpo necesitará reponer la energía y la hidratación perdida. Come cuando tengas hambre y bebe antes de notar sed.

E igualmente imprescindibles…

  • Para comunicarse, teléfono móvil: en caso de accidente o retraso lo necesitarás para dar aviso. Si  no lo llevas en modo avión añade un cargador adicional, ya que las zonas con poca cobertura o el frío pueden agotar la batería rápidamente. Consulta además las zonas de cobertura 2G de tu recorrido al Aneto.
  • Para orientarse: mapa, brújula y GPS. Un mapa topográfico a escala 1:25.000 te servirá para saber dónde estás. En la web de Montaña Segura puedes descargar este mapa con información muy útil para ascender al Aneto. La brújula te permitirá orientar de forma correcta el mapa. El GPS (también el de tu smartphone) es un buen complemento al mapa+brújula. deberás llevar alguna APP que te permita ver un track sobre un mapa, y puede ser muy práctico para orientarte en días de niebla o si se hace de noche. Sin embargo, ten en cuenta que es tecnología y que la tecnología puede fallar, romperse o quedarse sin pilas, así que nunca te dejes el mapa de papel en casa.
  • Un botiquín de primeros auxilios permitirá tratar pequeñas dolencias (rozaduras, golpes…). Añade una manta térmica a tu botiquín: con ella podrás mantener caliente a un accidentado mientras esperas la llegada del rescate.

 

Vestirse Piolet y Crampones