el-glaciar-del-anetoCon sus 90 hectáreas de superficie y 50 metros de espesor máximo, el glaciar del Aneto constituye el cuerpo de hielo de mayor extensión de los Pirineos, formando parte del conjunto de glaciares protegidos bajo la figura de Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos.

Un glaciar es una gran masa de hielo permanente que, como un fluido, se mueve pendiente abajo con un movimiento imperceptible a nuestros ojos, pero que puede medirse a escala de años. Estas grandes masas de hielo actúan como grandes excavadoras, arrancando la roca y siendo uno de los principales agentes en la erosión y el modelado de las zonas de alta montaña.

¿Tenemos que atravesar el glaciar?

La ascensión al Aneto obliga siempre a pisar nieve o hielo. Sea cual sea el itinerario escogido para llegar a la cima, la ruta sur o la ascensión por la cara norte, atravesaremos el glaciar del Aneto. Incluso en verano, cuando la nieve se retira, lo que aparece es el hielo puro del glaciar, siendo este extremadamente duro y resbaladizo, por lo que llevar piolet y crampones se convierte en algo imprescindible y debe formar parte de nuestro equipo para afrontar esta actividad.

Si ascendemos desde la Besurta en verano, encontraremos la nieve en las inmediaciones del Portillón Superior en junio y poco después conforme avance el verano. Al final de la temporada estival no suele quedar nieve, pero tendremos que cruzar el glaciar. Un recorrido en ascenso de 1,5 km de distancia por encima del hielo.

La falsa seguridad que nos da la marcada huella dejada en el hielo por el paso de los montañeros hace que bajemos la guardia. No te relajes, el piolet y los crampones son fundamentales.

¿Y si subimos por la cara sur?

Si optamos por ascender desde la cara sur (puente de Coronas, Vallibierna), tampoco nos libraremos de pisar nieve o hielo, ya que esta ruta confluye con la que asciende desde el norte en la Collada de Coronas. Desde este punto, aún queda superar la zona más inclinada del glaciar. Además, en función del mes en el que vayamos es muy posible que la nieve aparezca ya en el ibón Superior de Coronas.

Una buena idea cuando hablamos de travesías por hielo y nieve es llevar casco, así como pantalón largo y camiseta de manga larga. De esta forma, si sufrimos un tropiezo y una caída descontrolada, el casco nos protegerá de posibles golpes en la cabeza y la ropa larga evitará que la nieve nos produzca alguna abrasión antes de autodetenernos con el piolet.

Recuerda que no solo hay que llevar el material de seguridad (piolet y crampones), sino que además hay que estar habituado a su uso. La ascensión al Aneto no es un buen lugar donde comenzar a familiarizarte con este material técnico.

el-glaciar-aneto-panoramica

Foto: Penjats Per La Aran, Teresa Bigorda

 

La Renclusa Puente de Mahoma